[REQ_ERR: 403] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Cómo invertir en bitcoin: lo que debes saber – Trashnasty
Mon. May 23rd, 2022

Cómo invertir en bitcoin: lo que debes saber

El bitcoin y las criptomonedas siguen estando en boca de todos. Te explicamos qué es esta moneda digital, cómo funciona y cómo invertir en bitcoin en España en 2021, un año que está siendo de nuevo una auténtica montaña rusa para las critptodivisas.
Las monedas digitales surgen como alternativa a las divisas fiat tradicionales y tienen en el bitcoin su máximo exponente. La criptomoneda se ha convertido en una de las mejores inversiones a largo plazo (llena de riesgos, eso sí). Alguien que hubiese invertido 1.000 euros en 2010 hoy sería millonario.
En Finect también hemos creado una sección en la que podrás ver información de diferentes plataformas donde puedes adquirir bitcoin o criptomonedas, comparar y después decidir cual es la que mejor se adapta a ti. Aquí puedes ver diferentes plataformas donde comprar bitcoin.
Qué es el bitcoin
El bitcoin es una moneda digital independiente e intangible. Lo que diferencia a esta criptodivisa de una divisa al uso como pueden ser dólares o euros es que no pertenece a ningún Estado. En otras palabras, ¿qué es bitcoin y cómo funciona? Son básicamente monedas descentralizadas, ya que no hay ningún banco central, gobierno o institución financiera o empresa que actúe sobre ella.
En el caso del euro, el Banco Central puede intervenir para afectar el precio mediante emisiones masivas de dinero o a través de los tipos de interés. Esto no es posible con el bitcoin. Es más, sus creadores ya han fijado un límite para el número de bitcoins en circulación: 21 millones.
El control del bitcoin recae en los propios usuarios. Son estos quienes validan cualquier operación a través de intercambios (Punto a Punto P2P), sin intervención estatal o de cualquier institución. De hecho, la propia estructura hace imposible manipular su valor. Para realizar cualquier cambio es necesario que toda la comunidad de usuarios lo apruebe.
El Bitcoin es la primera moneda digital que se popularizó. Lo que diferencia al bitcoin de otros intentos es su tecnología de cadena de bloques o blockchain –más adelante te explicamos mejor en qué consiste-.
Agosto de 2008 marca el nacimiento de Bitcoin con el registro del dominio bitcoin.org.

Dos meses más tarde, en octubre, se publica el primer documento que explica el diseño de la moneda digital y en enero de 2009 nace oficialmente la red bitcoin con la publicación del primer código abierto de un cliente. Es en ese momento cuando se mina el primer bloque de Bitcoin con 50 bitcoins de premio y se realiza el primer envío de esta moneda -más adelante te explicamos en qué consiste la minería de bitcoins-.

En octubre de 2009 se realiza la primera transacción en dólares con un precio de 1.309,03 BTC (Bitcoin) por un dólar.

Los primeros cambios de Bitcoin por dólares se realizan ya en 2010 a un precio de 1 BTC por 0,003 dólares. También en 2010 se crea Mt Gox, uno de los mayores bróker de bitcoin que después sería célebre por protagonizar la mayor estafa con esta moneda digital.

En mayo de 2010 tiene lugar la primera compra en bitcoin. En concreto, se pagaron 10.000 BTC por dos pizzas. Podemos decir que se trata de las pizzas más caras de la historia. A la cotización actual, estamos hablando de 30 millones de dólares por dos pizzas.

En 2011 empiezan a surgir otras criptomonedas y el crecimiento de Bitcoin continúa hasta 2013, cuando recibe un nuevo empujón y su cotización alcanza los 3.000 dólares.

No es hasta 2015 cuando se empieza a legislar el bitcoin como método de pago –recordemos que esa es su principal función-. Ese año la UE exime de IVA las operaciones con esta moneda virtual, mientras avanza la tecnología que permite minar y conseguir bitcoins más rápido. Además, la eleva a rango de método de pago.

Pero el verdadero boom del Bitcoin no llega hasta 2017. Es a principios de año cuando supera los 2.000 dólares e incluso los 3.000 dólares por BTC. El motivo según los expertos es que el BTC estaría dejando de tener valor como medio de pago y empezaría a tenerlo como activo financiero, algo parecido a lo que ocurre al invertir en oro.

A lo largo de 2017 el valor de bitcoin llegó a superar los 20.000 dólares, marcando un hito.

En 2018 la volatilidad alcanzó a la moneda digital y registró una caída superior al 80% desde sus máximos, hasta los 3.00 dólares aproximadamente.

Entre 2019 el valor del bitcoin se volvió a estabilizar en torno a los 8.000 dólares.

En 2020 con la crisis del coronavirus el bitcoin se convirtió en un aliado para los inversores y a finales de año cotizó cercano a los 30.000 dólares.

En 2021 la criptomoneda ha pulverizado todos sus récords. En la actualidad, el Bitcoin ha llegado a sobrepasar los 46.000 dólares. Entre los motivos se encuentra, por ejemplo, la compra de Bitcoin por parte de Tesla, que ha invertido 1.500 millones de dólares en la criptodivisa.

A esto se suma otra cuestión relevante:¿cuántos bitcoin hay minados? En la actualidad ya se han superado los 18,8 millones de unidades de bitcoin minadas, lo que nos acerca al umbral máximo de 21 millones de bitcoin que se crearán.

De hecho, su producción y valor se basa en la ley de la oferta y la demanda. Otro detalle interesante es que Bitcoin tiene un límite fijado de 21 millones de monedas.
Quien creó bitcoin
El creador de bitcoin es anónimo, pero se cree que fue Satoshi Nakamoto. Se trata de un seudónimo, por lo que no se sabe si se trata de una persona o de un conjunto de personas.
Satoshi Nakamoto es el nombre que figura como creador del protocolo bitcoin, quien mina el primer bloque de bitcoin y realiza la primera transacción a Hal Finney.
Este usuario hizo su última contribución pública al desarrollo de la moneda digital en 2010.
Hasta 2016 Gravin Andresen fue la figura más visible de bitcoin.
Quien controla la red bitcoin
Aunque Bitcoin tenga desarrolladores que actúen como cabeza de lanza, nadie controla la moneda digital como nadie puede controlar el desarrollo del email en el sentido de que no tiene un único propietario.
Los programadores pueden mejorar el software de Bitcoin, pero no pueden imponer un cambio en el protocolo. Este debe seguir unas mismas reglas para todos y éstas se crean en consenso entre todos los usuarios con sus decisiones sobre qué plataformas eligen para operar, por ejemplo.
De hecho, cuando surgen discrepancias sobre bitcoin se solucionan entre toda la comunidad. Por ahora sólo ha existido una ocasión en la que no se llegó a consenso y se saldó con la creación del Bitcoin Cash, un nuevo fork en lengaje técnico. Para el público de a pie sería una nueva versión separada de la criptomoneda base con la que comparte una misma historia de bloques hasta la separación.
A partir de ahí, el ‘control’ de las transacciones se realiza a través de los propios usuarios, que son los que validan los bloques de la cadena y la seguridad de la transacción. Dado que esta cadena no se puede alterar porque está presente en miles de ordenadores de todo el mundo y que todos deben aprobar cada cambio el control real el de los usuarios de bitcoin.
Si te estás planteando invertir, dentro del mundo de la inversión digital una manera fácil, sencilla y segura para empezar a invertir e ir aprendiendo es a través de un gestor inteligente. ¡Además benefíciate de los 50 euros de bienvenida, las mejores promociones y de sus bajas comisiones
Cómo funciona el bitcoin
Para el usuario final Bitcoin es un medio de pago más, como lo puede ser el euro y un activo en el que invertir, como lo puede ser una acción o el petróleo. Entonces, ¿es seguro invertir en bitcoin o no? Ante esta pregunta, conviene saber que detrás de todo este mercado existe una tecnología que es la que permite que el sistema sea fiable. Se trata de la tecnología de blockchain o cadena de bloques que, entre otras cosas previene el doble gasto de la moneda, es decir, que alguien pueda gastar de nuevo un mismo bitcoin.
De forma muy resumida, la red de Bitcoin es un sistema de contabilidad pública de la que cada usuario guarda una copia. Cada vez que alguien realiza una transacción esta queda almacenada en los ordenadores de los usuarios, de manera que se evita lo se conoce como el doble gasto.
Qué es el blockchain
El blockchain es la tecnología que está detrás del bitcoin y que actúa al mismo tiempo como base de datos y copia de seguridad del sistema. Como acabamos de ver, en un sistema financiero tradicional, se confía cualquier transacción a una tercera persona (banco, tarjeta de crédito…), que es la que da la validez al proceso. Con la tecnología de bloques, los propios usuarios son quienes lo hacen.
El blockchain es como un gran libro de acontecimientos digitales (transacciones en el caso de Bitcoin) compartido y distribuido entre muchas personas. Sólo puede actualizarse a partir del consenso de la mayoría de usuarios y, una vez se actualiza, la información no puede ser borrada.
En este sentido, cada cadena de bloque que se añade contiene información verificable de todas las transacciones que se han realizado en la historia de bitcoin.
Es bitcoin seguro
El bitcoin como medio de pago es totalmente seguro, ya que para realizar cualquier transacción necesita la autorización de la mayoría de usuarios.
La seguridad del bitcoin se basa también en que para poder acceder a tus bitcoins, necesitarás aportar tu clave privada. Sin esa clave, nadie podrá acceder a tus bitcoins. En el apartado de los monederos te explicamos más en detalle en qué consiste esta clave privada y la diferencia con la dirección pública, es algo así como tu usuario de bitcoins y que servirá para que puedan enviarte y tú puedas enviar monedas.
Cómo conseguir bitcoins
¿Qué hay que hacer para conseguir un bitcoin? Si no sabes cómo se invierte en bitcoin te lo explicamos aquí: actualmente, existen tres formas de hacerse con una de estas criptomonedas: minar bitcoin, comprar bitcoin a través de una plataforma y vender algo y que te paguen en bitcoin.
De las tres fórmulas para conseguir bitcoins, las dos primeras son las más utilizadas salvo que tengas una tienda online y, además, aceptes el pago con moneda digital.
Cómo invertir en bitcoins en 2021
Otra fórmula para conseguir bitcoins es invertir en monedas digital. En otras palabras especular con la criptodivisa como lo haríamos con el oro, el petróleo o una acción cualquiera.
Cómo comprar bitcoins
Para comprar bitcoins basta con acudir a una de las plataformas de compra de bitcoins. A quienes ya inviertan en bolsa su funcionamiento les resultará similar, aunque algo diferente al de un bróker al uso.
Estas plataformas se denominan exchanges de bitcoins. Dentro de estos exchanges encontramos, como seguridad extra, los wallets o monederos de bitcoin. Existen diferentes tipos de carteras de bitcoins en función de cuestiones como la seguridad y la usabilidad.
Por un lado encontramos los monederos de bitcoin físicos, que a través de un software podemos descargar en nuestro ordenador para después tenerlos en una memoria USB, por ejemplo. Por otro, los monederos online, que pueden encontrarse dentro de una plataforma de exchange, encriptados para una mayor seguridad. Así, aunque la plataforma cayese, tú seguirías teniendo a salvo tus bitcoins.
Como usuario puedes usar uno o varios monederos digitales que contarán con sus contraseñas de respaldo y su sistema de encriptación. En este sentido es habitual que los monederos online pidan doble confirmación de claves vía SMS.
Qué monedero de bitcoin elegir
El mercado de las carteras de bitcoins es amplio. El Bitcoin Wallet que escojas dependerá del uso que quieras hacer y la cantidad de bitcoins que tengas asociados a tu dirección de usuario. Los monederos digitales son adecuados para cantidades pequeñas porque son mucho más rápidos a la hora de operar. Por el contrario, no son tan recomendables para almacenar grandes cantidades. Eso sí, al operar con estos monederos es imprescindible guardar la clave privada que nos darán, ya que será la que nos permitirá después recuperar los bitcoins.
Como norma general, cuanto mayor sea el número de bitcoins en tu haber, más recomendable será un monedero físico y no constantemente conectado a la red. El peligro en este punto es qué puede pasar si se rompe el dispositivo. De nuevo, la solución pasa por apuntar en papel y tener localizada la clave privada o dirección privada de la cuenta.
Al elegir monedero de criptodivisa hay una diferencia entre los que son monederos al uso, con su clave pública y privada, y las plataformas de bitcoin, donde al final es la web la que custodia el dinero y no tú con tus propias claves.
Entre los monederos más conocidos figura Coinbase, muy fácil de usar e intuitivo, pero que también cargará importantes comisiones cada vez que compres, vendas o traspases bitcoins. Además, al tratarse de una plataforma o exchanger, la seguridad de tus bitcoins dependerá de su cifrado y no de lo que tú hagas. Es decir, estarás incluyendo a una tercera parte que es la que tendrá todos los datos de tus bitcoins.
En el lado contrario Kraken es más lento en la ejecución de las órdenes y los ingresos, que deberán llevarse a cabo mediante transferencia para grandes cantidades, pero cuenta con menores comisiones. Si has invertido en bolsa, no es muy diferente de elegir un bróker de bolsa o un supermercado de fondos de inversión.
Cómo operar con bitcoins
Una vez elijas tu cartera de bitcoin la operativa es muy similar a la de una compra y venta de acciones. La diferencia es que, dependiendo del método de pago, la orden tardará más o menos en ejecutarse.
Pero al igual que con un bróker al uso, podrás entrar en tu cartera y ver la evolución del bitcoin y su traducción a euros. Lo que sí cambia es que no hay porqué comprar 1 bitcoin entero, simplemente elegir la cantidad a invertir. Eso se traducirá en una porción de bitcoin.
En el caso de estas plataformas de trading de bitcoins, las transacciones están controladas por una tercera parte, que es la plataforma. Es decir, la seguridad depende de ellas y son ellas quienes tienen las claves privadas de los bitcoins.
Bitcoin hoy
Para seguir la cotización del bitcoin bastará con conectarte a tu monedero virtual. Allí podrás seguir la evolución del bitcoin y ver cómo fluctúa. De hecho, deberías fijarte en el precio marcado por tu plataforma, ya que la cotización de la moneda digital varía dependiendo del monedero que uses.
Si no te importa que el dato no sea 100% exacto, puedes usar plataformas como Coinbase o Coingecko. Incluso medios especializados como El Economista te darán este dato.
En este sentido, hay una cosa que debes tener clara al invertir en bitcoin: es un activo muy volátil. Es normal ver grandes oscilaciones en el precio del bitcoin dentro de un mismo día.
En este punto es fácil que hayas leído noticias sobre la rentabilidad del bitcoin y cómo una persona que hubiese invertido 1.000 euros en 2009 hoy sería millonario. El dato es real, pero para ponerlo en contexto, sólo recuerda cuánto costaron las dos primeras pizzas compradas con la moneda digital. Invertir en bitcoin en ese momento era hacerlo en una promesa. Tanto es así que sólo hay que pensar en otras criptomonedas de la época como Dogecoin, cuya evolución ha sido dispar.
Ventajas y riesgos de invertir en Bitcoin
Los beneficios de invertir en criptomonedas son evidentens. El primero es la enorme rentabilidad que puedes obtener, siempre que apostases o apuestes en el momento adecuado. Como con cualquier otro activo, y más tras convertirse en tendencia, el timing de la inversión en bitcoin es crítico.
A partir de ahí todo es cuestión de que creas o no en su futuro como alternativa a las monedas tradicionales o divisas fiat. Si eres de lo que confía en que este tipo de sistema y el blockchain en general terminará teniendo un hueco, la inversión a largo plazo será interesante.
Que especular con el bitcoin sea interesante no quiere decir que no esté exento de riesgos. El más importante es que el bitcoin es muy volátil. De hecho, es extremadamente volátil. Su precio puede sufrir variaciones de más de un 10% en una misma sesión, por lo que especular con las reglas clásicas puede resultar complicado. Además, tendrás que tener en cuenta cuál es tu perfil de riesgo. Si no estás dispuesto a tolerar pérdidas de este tipo, quizás el Bitcoin no es para ti. En esta herramienta que te proporcionamos puedes analizar cuál es tu perfil inversor.
Impuestos sobre bitcoins
La inversión en bitcoins no está exenta del pago de impuestos. De hecho, habrá que tributar por ellos en la declaración de la renta y en el Impuesto sobre el Patrimonio –aquí puedes ver si estás obligado a presentarlo-.
El bitcoin en la renta
Si compraste y vendiste bitcoins en 2020 deberás haberlos incluido en la renta 2020 como una ganancia o pérdida patrimonial. La fiscalidad de los bitcoins en el IRPF es muy similar a la de las acciones o a lo que ocurre cuando reembolsas un fondo de inversión.
Para que lo entiendas mejor, al hacer la renta deberás incluir en el apartado de ganancias y pérdidas patrimoniales el resultado de la operación. Para ello deberás restar el precio de compra al precio de venta. Si es positivo, será una ganancia. En caso contrario se tratará de una pérdida. Esa cifra se integrará con el resto de ganancias o pérdidas patrimoniales para tributar bajo los tipos del ahorro, que para el IRPF 2021 son los siguientes:
Ganancias inferiores a 6.000 euros – 19%
Ganancias entre 6.000,01 euros y 200.000 euros – 21%
Ganancias superiores a 200.000 euros – 26%
Eso sí, si realizaste todas las operaciones de compra y venta de Bitcoin durante el año 2020, recuerda que la tributación que se te aplicará será la de aquel año.